«Siento que vivo cansada»

Muchas personas ponen el foco en el hecho de estar cansados sin detenerse a observar que precisamente, lo que los cansa, son las elecciones que han hecho en su vida y el modo en que las transitan.

Quién está causado no se cansa.

¿De qué se trata?

Es necesario distinguir cuando nuestras actividades, trabajos y elecciones están determinados por los mandatos sociales, culturales, por la historia personal, por otros a quienes le “adeudamos” algo y pagamos con nuestro tiempo y cuando por nuestro deseo.

No resulta sencillo advertir que sin darnos cuenta nos involucramos en asuntos que nos generan obligaciones, con personas que no nos interesan, con compromisos de los cuales ni sabemos porque aceptamos, o relaciones que sostenemos por miedo a cambiar o hacer otra cosa.

El cansancio hace de pausa a aquello que no se puede dejar de hacer y da lugar, en el mejor de los casos, a la pregunta “¿por qué estoy haciendo esto?, salvo que esté muy cansada para hacerla.

Es necesario encontrar ese espacio donde la pregunta comience a circular. Algunos consiguen hacer la pausa mediante un análisis.

Uds, ¿cómo lo hacen?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *