«No sé lo que quiero si esto o aquello»

¿Por qué todo se reduce a dos polos? Blanco o negro, ¿No hay más opciones?

La persona ve esas dos opciones completamente opuestas, en la que cada una puede llevarlo por rumbos distintos. ¿Espera que alguien decida por él o bien que esas dos opciones se reduzcan mágicamente a una sola?

Es una falsa opción. El dilema es una creación inconsciente para quedarse en el mismo lugar, detenido en su deseo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *