«Dejé todo por ella»

Ya la dejaste… ¿y ahora qué?

Algo que puede surgir en un análisis. Una salida posible, es que si el sujeto dejó “todo”, ya no tiene “nada” para dar, ya no lo podría repetir con alguien más…

Se trata de la construcción de un espacio nuevo a partir del que se deja. Es un momento de apertura que convoca al sujeto a una posición creativa, inédita.  

En definitiva, la decisión ya la tomó. 

Puede continuar a la deriva o hacer algo al respecto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *